MARISOL SETIEN – IRAN

0
62

IRAN: DESMONTANDO PREJUICIOS

Un gran amigo me recomendó leer “El Sha ó la desmesura del poder” de Ryszard Kapuściński , antes de iniciar mi viaje a Irán, por lo que significaba el destino y por el efecto que producía en  los amigos  a los que les comentaba  que mi próxima aventura iba a ser descubrir la antigua PERSIA , quería previamente conocer y empaparme de todo lo que se había escrito sobre el país .

Efectivamente este libro es fundamental para entender que había ocurrido en el Irán de antes de 1979, cuáles fueron los hechos que provocaron el estallido de  la revolución, que terminó con el todopoderoso “Sha de Persia” y como llegó la sociedad religiosa al poder, fundando así la Republica Islámica del Irán.

En ese afán por el conocimiento, también recomiendo el “Médico” de Noah Gordon que se desarrolla en Isfahán, una auténtica joya  arquitectónica y por ultimo “Persepolis” de Marjane Satrapi.

Con toda esta información en la cabeza comenzó uno de los viajes de mis sueños.

Mi aventura empezó en el mismo avión, poco antes de aterrizar en el aeropuerto internacional Himan Jomeini , me indicaron que debía “respetar y cumplir las normas” es decir que debía cubrir mi cabeza con un pañuelo, en realidad fue el único requisito que debí cumplir durante todo el viaje, es cierto que  en un par de ocasiones caminado por las calles me hicieron  señas para que me cubriera la cabeza porque el pañuelo tenía “vida” si no estás acostumbrada a llevarlo pues se cae, se escurre o se te olvida colocarlo debidamente al salir del hotel , del restaurante…. Pero con una simple señal ya te advierten que debes cubrir tu cabello, siempre con una sonrisa y amabilidad, a los iraníes les encantan los extranjeros y se esfuerzan para hacerte sentir seguro y romper con esa imagen que podemos percibir desde el exterior., en definitiva a los persas, como les gusta ser llamados , son gente realmente amable y hospitalaria.

Turísticamente, Irán  seduce, ofrece tantas posibilidades que engancha. Durante mi recorrido pude admirar las altas cumbres que vigilan a la frenética Teherán, los desiertos que dan paso a la bellísima Isfahán , ciudades de barro, mezquitas ,museos, bazares, jardines, palacios las míticas zonas arqueológicas de Persépolis, Naqsh-e-Rostam, Pasagarda… ante tanta belleza es fácil sucumbir al legado cultural, histórico y de leyendas,  al que te transporta este bello país. 

Todas estas visitas son “imprescindibles” en la hoja de ruta del viajero, pero hay otras ciudades como Yazd y Shiraz que representan el Irán en estado puro.

YAZD: LA CIUDAD DE ADOBE CUNA DEL ZOROASTRISMO

Situada en el desierto iraní, un mar  de tejados de adobe, mezclados con las torres de ventilación y las cúpulas coloreadas de las mezquitas te dejan con la boca abierta. Aconsejo desde el primer día ir a cenar a un restaurante con terraza para hacerse una idea de la magnitud de la ciudad y  disfrutar de las increíbles vistas, si a esto le añades  como telón de fondo una puesta de sol, esta fue, sin duda,  una de las imágenes que en mi caso se quedaron grabadas en mi retina como una experiencia única.

Otra de las experiencias es,  perderse por los callejones de adobe de la ciudad vieja, curiosamente con poca gente, es un auténtico laberinto, que aconsejo disfrutar con calma y una vez recorrido a pie, lo más sencillo a la salida es pedir a un taxista que te lleve de regreso al hotel.

Yazd, como decía es la cuna de la religión Zoroastrista tuvo su momento  de gloria  durante el período aqueménida, quedan grabados en Perseposlis y Naqsh-e-Rostam,  es la religión monoteísta más antigua del mundo con 5.000 años de historia.

Su doctrina es fascinante, en la película de “El Medico” aparece una escena que refleja cómo se enterraban al difunto Zoroastro en las Torres del Silencio.

A las afueras de YAZD casi en pleno desierto, están ubicadas  estas construcciones circulares – cementerios-  que se elevan sobre dos colinas contiguas, donde hasta hace hacer relativamente bien poco, mediados del siglo pasado  se dejaban los cuerpos de los difuntos Zoroástricos en los pozos centrales para que los buitres se deshicieran de sus cuerpos sin dejar rastro. Lo hacían así porque en sus creencias los cuerpos sin vida no pueden estar en contacto con ninguno de los cuatro elementos que formaban el mundo: aire, agua, fuego y tierra.

Esta religión sigue a día de hoy teniendo adeptos sobre todo en la India

SHIRAZ: LA CIUDAD DE LOS POETAS

Denominada así porque fue la cuna del poeta  sufí Hafez y de otros poetas como Saas e Ismail, quien expulsó a los musulmanes sunitas e instauró el chiismo en el país, el guía comentaba que en todos los hogares se leen las obras del poeta Hafez.

Esta ciudad ofrece varios lugares imprescindibles, como el Jardin de Eram, la tumba de Hafez y su mausoleo, la fortaleza de Karikhan, la mezquita y el bazar Vakil donde se pueden comprar los mejores pistachos del país, pero también alberga  uno de los edificios más emblemáticos y  de una gran belleza, la Mezquita Nasir-ol-Molk o Mezquita Rosa

Me impresiono la majestuosidad del color rosado de los azulejos, los llamativos mosaicos, el detalle y la precisión con la que los artesanos debieron trabajar, el arte y la minuciosidad de las estalactitas que cubren los techos, no hay espacio que no esté decorado, hay un detalle que nos contaba  el guía y que refleja la magnitud del trabajo que se realizó  durante su construcción a finales del siglo IX, y es que hay varios azulejos que representan iglesias cristinas, esto quiere decir que hubo artesanos cristianos participando en la construcción, se la considera una de las mezquitas más valiosas del país.

La sala de la oración cobra vida cuando la luz y los colores se juntan dando lugar a un espectáculo increíble,  el reflejo de sus vidrieras en el hermoso suelo de alfombras persas es, sin duda alguna una locura para la retina, sin lugar a dudas es el símbolo de la ciudad y una de las mezquitas más fotografiadas del mundo.

En definitiva, ante la pregunta de, ¿es seguro viajar a Irán? La respuesta por mi experiencia es que sí, absolutamente seguro, no debemos mezclar a los dirigentes políticos  con los habitantes y prejuzgar a una nación sin conocer el día a día de sus gentes y sus vidas.

@marisolsetien

Especialista en Grandes Viajes.

Fotos: Marisol Setien

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here