TMG News

SHANGHÁI, LA CIUDAD FUTURISTA DE CHINA

La modernidad de impresionantes rascacielos entremezclada con edificios coloniales y casas tradicionales hacen de Shanghái uno de los destinos más populares de China. Esta ciudad china se ha convertido en un gigante financiero, industrial, cultural y turístico, y está divida por el río Huangpu, creando dos zonas fácilmente diferenciadas: por un lado, Bund, la zona más tradicional donde se conservan edificios de origen gótico, romántico, neoclásico, barroco y renacentista; por el otro lado, Pudong, la zona más moderna y futurista de la ciudad donde se encuentran los impresionantes rascacielos que conforman el skyline característico de Shanghái.

Shanghái conserva su identidad tradicional y colonial, entre sus monumentos más destacados está la zona portuaria de Bund, que un paseo a lo largo del puerto nos transportará a una clásica ciudad europea. Se encuentran edificios que fueron construidos a finales del siglo XIX cuando la ciudad era colonia del imperio británico, y también la calle comercial más famosa de Shanghái, Nanjing Road. Esta calle de unos cinco kilómetros de longitud alberga todo tipo de comercios y desemboca en la céntrica Plaza del Pueblo. Desde las orillas del río en Bund se ofrecen las mejores vistas del skyline, con la particular Torre de Comunicaciones, laTorre Jin Mao, la nueva torre Shanghai Word Financial y los demás numerosos rascacielos.

Para disfrutar de los demás aspectos tradicionales de Shanghái conviene visitar el Jardín Yuyuan y el Templo de Buda de Jade. El primero es un típico jardín chino lleno de rocallas, estanques, pabellones y grupos escultóricos como el Muro de los 5 dragones. Por su parte, el Templo de Buda de Jade es una muestra actual de un templo budista, que cuenta con gran cantidad de salones y figuras budistas. En el barrio también hay algunos templos, como el Temple of the Town Gods o Chénghuángmiào, e incluso una mezquita, Xiaotayuan Mosque.

El Templo del Buda de Jade es el más célebre templo budista de Shanghái, fue construido en 1882 y contiene varias estatuas sorprendentes de Buda, una de ellas pesa tres toneladas y mide casi dos metros. Un barrio que choca con el resto de estilos arquitectónicos es la Concesión Francesa, un área que fue ocupada por los franceses hasta 1946, de ahí su especial estilo, y donde se puede encontrar una iglesia católica.

Pero si por algo es mundialmente conocido Shanghái es por sus impresionantes rascacielos y edificios con una peculiar arquitectura, ubicados en la zona de Pudong. Se trata de una zona que se ha construido en los últimos 15-20 años y tiene un aspecto un tanto futurista, es el distrito financiero de la ciudad y uno de los centros económicos más importantes de China. Para disfrutar de las mejores vistas panorámicas y en las alturas conviene subirse a la Torre Jin mao, al Shanghai World Financial Center o a la famosa Shanghái Tower, uno de los edificios más altos del mundo con sus 632 metros de altura. Por su parte, la Torre de la Televisión, conocida popularmente como la Perla de Oriente, es el símbolo de la ciudad y uno de los edificios más fotografiados.

El Museo de Shanghái es un lugar imprescindible para poder aprender sobre el arte tradicional chino. Se trata de un museo que fue abierto en 1952, con cinco plantas, en el que se pueden contemplar más de 120.000 piezas de bronce, cerámica, caligrafía, muebles, piedras preciosas… sobre la cultura china. También destaca el Museo del Primer Congreso Nacional del Partido Comunista, donde se ofrecen exhibiciones sobre la historia de China, la historia de la ciudad y los eventos producidos durante la fundación del Partido Comunista. 

Shanghái destaca porque es la única ciudad del mundo que cuenta con un tren de levitación magnética capaz de alcanzar una velocidad de 431 kilómetros por hora. Y su gastronomía no se queda atrás, de gran variedad y muy sabrosa. En la tradición china el ingrediente principal es el arroz, que sirve de acompañamiento en cualquier plato, así como el abundante condimento y la mezcla de sabores son muy populares. Los platos más típicos son: el Cangrejo peludo de Shanghái, una especie autóctona y que supone el plato más famoso de la ciudad; Xiaolongbao, una bola de masa rellena de sopa y carne; Cí fàn tuán, arroz glutinoso en masa frita; o Jiaohu ji, el “pollo mendigo” servido con hojas de loto y cocinado al horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable TMGNews .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Telefónica..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Al continuar navegando estas aceptando.    Ver Política de cookies