TAILANDIA, EL PAÍS DE LA ETERNA SONRISA

0
62

Bienvenido a Tailandia, un paraíso tropical en el que impresionantes templos budistas, majestuosos palacios, curiosos recintos arqueológicos, playas de ensueño, imponentes cascadas, parques nacionales espectaculares, grandes ciudades con rascacielos gigantescos, aldeas encantadoras, arrozales y mercados nocturnos llenos de ambiente amontonan una enorme riqueza. Y es que, sin lugar a dudas, Tailandia es un destino muy completo que enamora y seduce por su interesante cultura, su gran legado histórico, su frondosa naturaleza, su exquisita cocina y su hermosa combinación de modernidad y tradición. 

Por otro lado, tampoco se deben pasar por alto otros aspectos muy destacables como son sus temperaturas cálidas durante todo el año, sus centros de masajes terapéuticos y yoga, su apertura al mundo LGTBI y la hospitalidad de los lugareños. ¿Qué más se puede pedir? Así es Tailandia, uno de los países que más se ha puesto de moda para viajar, cosa que no es de extrañar, pues este rincón del Sudeste Asiático tiene mucho que ofrecer y una belleza paisajística sin igual, digna de fotografiar. 

Bangkok, futurista y tradicional

La capital tailandesa dibuja en el horizonte una increíble silueta que mezcla modernos rascacielos y antiguos templos budistas. Recorriendo sus bulliciosas calles encontrarás santuarios, museos, estatuas de Buda, restaurantes elegantes, puestos de comida callejeros, mercados y centros comerciales. Increíble, ¿verdad? Bangkok es una gran urbe con un encanto único y especial.

Asimismo, una de las experiencias que no debes perderte en Bangkok es subir a alguno de sus conocidos bares de azotea como Mahanakhon Skybar, Vertigo en Banyan Tree o Lebua’s Skybar y tomar algo al tiempo que admiras la ciudad desde lo más alto. Si además decides hacerlo por la noche, la escena de postal que te brindará la capital será aún más fascinante.  

El centro de Chiang Mai y sus templos

Escondida entre las montañas y cataratas del norte de Tailandia, Chiang Mai es una ciudad fundada en el año 1.296 que atesora incontables templos y un sensacional casco antiguo. Protegido por una muralla con un gran foso de agua, pasearás por el centro histórico recorriendo callejones de ensueño y descubriendo templos de la época del reino Lanna, restaurantes exquisitos, cafeterías, centros de yoga y masajes y tiendas de ropa y souvenirs. 

Sin embargo, no hay lugar a dudas de que el mayor atractivo de Chiang Mai son sus templos. Subiendo unos 300 escalones de una gran escalera flanqueada por dos serpientes sagradas, alcanzarás el templo Wat Phra That Doi Suthep que alberga edificios, templos, estatuas budistas, campanas para la oración y una terraza con privilegiadas vistas a la ciudad. También destaca el templo Wat Chedi Luang ubicado en el casco antiguo y cuyos orígenes se remontan al siglo XIV. 

Phuket, las mejores playas

Otro de los grandes tesoros de Tailandia son sus playas. La zona más recomendable en este sentido es Phuket, una preciosa isla montañosa del sur tailandés bañada por el mar de Andamán. Y es que Phuket atesora playas paradisíacas de arena blanca y aguas cristalinas de color turquesa rodeadas por un asombroso entorno natural tropical. 

Además, Phuket posee un gran abanico de posibles escenarios en su costa. Playas románticas, para aventureros, para bucear, para practicar deportes acuáticos, tranquilas, con ambiente nocturno… las opciones son infinitas. Aunque, quizás, la más famosa de todas sea la playa de Patong, con sus masajistas, motos acuáticas, vendedores ambulantes y una animada vida nocturna.  

Mercados nocturnos, callejeros y flotantes

Llega la noche y las grandes ciudades se iluminan con luces de neón y carteles publicitarios. Los mercadillos nocturnos se llenan de vida y ambiente. El olor a comida callejera incita a probar algún plato tailandés, mientras que los espectáculos en los alrededores sorprenden. Asimismo, también se encuentran productos de todo tipo como antigüedades, ropa, jardinería, decoración, souvenirs, tecnología… Y, desde luego, los mejores mercados nocturnos los encontrarás en la capital como, por ejemplo, el de Patpong. 

Por otra parte, también sorprenden los mercados flotantes en los canales de Bangkok. Se trata de unas balsas en las que tailandeses venden sus productos, siendo las mercancías más comunes frutos secos y alimentos. El mercado flotante de Damnoen Saduak y el de Amphawa son los más famosos. 

Así que, ¿te apuntas a conocer Tailandia y su encanto?

Este verano DÉJATE LLEVAR  a Tailandia con B travel desde 1.190 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here