COPÁN, LA CIUDAD PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE LA UNESCO

0
76

Honduras es ese lugar de playas idílicas, buceadores entusiastas y naturaleza salvaje. El país centroamericano presume de ciudades coloniales. Pero, su mayor orgullo es una ciudad mucho más antigua, Copán.

A pocos kilómetros de la frontera con Guatemala se alza la gran ciudad del mundo maya. Las Ruinas de Copán forman parte del Departamento hondureño de Copán. Adivinen cómo se llama la población en la que se encuentra el yacimiento arqueológico. En un alarde de imaginación, bautizaron al municipio como Copán Ruinas. Se encuentra a apenas un kilómetro de la conocida como “París” del Mundo Maya, para otros la “Atenas” de los mayas. Copán es uno de los grandes orgullos de Honduras.

La esplendorosa Copán.

Una poderosa ciudad de veinte mil habitantes, que vivió su apogeo en el siglo VIII de nuestra Era. La parte más alta de la urbe, la Acrópolis, aparece en una plataforma artificial levantada treinta metros por encima el suelo. Es la zona residencial de la élite, la que rodea el templo sagrado. Una gran amalgama de viviendas, pirámides y recintos monumentales se reparten en diversas plataformas. Un esplendoroso núcleo urbano, cuya gran riqueza llegó con la conquista de zonas cercanas y el control comercial de obsidiana y jade. Copán está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El terreno que, tres mil años atrás, cobijó un pequeño asentamiento agrícola se convirtió, entre los siglos VI y VII, en la “Atenas” de los Mayas. Estuvo regida por una larga lista de gobernantes que, aún, resulta visible en la Ruinas de Copán.

La Escalinata de los Jeroglíficos.

Forma parte de un templo piramidal. La parte final de la escalinata fue construida en el siglo octavo. La Escalinata de los Jeroglíficos es la inscripción más larga de toda la antigua cultura maya. Más de dos mil jeroglíficos narran la historia oficial de los dieciséis gobernantes copanecos, representan a sus dioses y reflejan su calendario. Aún hoy, continúa el proceso de organizar bloques y descifrar textos. Pero, las estatuas de algunos reyes continúan custodiando la escalinata.

El Juego de Pelota era el lugar en el que se celebraban rituales de vida y muerte. La Gran Plaza se convertía en centro de eventos sociales, pero también se destinaba a la observación astronómica. Largos años de investigación y excavaciones han descubierto un largo entramado de más de cuatro kilómetros de galerías. Es el Parque Arqueológico Los Túneles que se encuentra situado bajo la Acrópolis.

Una ciudad mucho más moderna, Santa Rosa de Copán, posee un buen número de ejemplos de la arquitectura colonial. Calles empedradas y techos de teja en un municipio nacido de las bananas, el tabaco y el café. El centro de la ciudad es un muestrario de diferentes estilos arquitectónicos y edificios de valor histórico. Pero, el Caribe hondureño está repleto de preciosas playas y un riquísimo entorno verde.

Llegar hasta La Ceiba.

El Parque Nacional Pico Bonito, con un inmenso territorio virgen, es uno de los favoritos de alpinistas y escaladores y, por supuesto, de los senderistas. Debido a la gran altura a la que se sitúa posee varios tipos de bosques, desde selva tropical hasta bosques nubosos. Un inmenso territorio en el que habitan gran variedad de especies animales y vegetales, muchos de ellos en peligro de extinción. Pumas, tapires, osos hormigueros, monos carablanca, serpientes barba amarilla y las grandes estrellas de la selva, el mítico jaguar y el pájaro sagrado de los mayas, el quetzal. Su hermoso plumaje verde metalizado y su pecho rojo adquieren, incluso, más belleza en la época de reproducción. Durante ese periodo los machos, de apenas 35 centímetros, desarrollan una preciosa cola que puede alcanzar hasta un metro de longitud. Esas impresionantes plumas servían para confeccionar la indumentaria imperial y sacerdotal; después el ave debía ser liberada. Matar a un quetzal era un crimen castigado con la muerte.

El parque posee cascadas y pozas formadas por algunos de los 46 caudalosos ríos que descienden desde la montaña. Es frecuente la práctica de rafting y el canopi, pero lo más habitual es ejercitarse en el refrescante arte del chapuzón. Una actividad frecuente, también, en las bellísimas playas de La Ceiba y las islas cercanas.

Cayos Cochinos.

Dos pequeñas islas y trece cayos de origen coralino. Paisajes caribeños con playas de arena dorada, palmeras y aguas transparentes. La residencia temporal de los concursantes de un popular Reality Show televisivo. Un paraíso para buceadores y aficionados al snorkel, por la diversidad de sus fondos coralinos y su fauna acuática.

Las dos islas, Cayo Mayor y Cayo Menor, conforman el hábitat de dos curiosos animales. La boa rosada es una subespecie de la boa de tierra, resulta inofensiva, y adquiere el tono rosado por su alimentación en las islas. Y, el jamo negro, una curiosa especie de iguana. Muchos de los cayos se encuentran deshabitados, pero sirven como refugio a los pescadores garífunas que se adentran en el Caribe. La etnia afroamericana habita en las zonas costeras, frente a los cayos. Una alegre cultura de mar, coco, yuca y danza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here