Roma una ciudad con mucho más que historia

0
1013

Roma, capital de Italia y llamada la Ciudad Eterna, es la ciudad más poblada de este país y la cuarta de la Unión Europea. Además, es uno de los lugares con más historia de toda Europa y con verdaderas joyas históricas y arquitectónicas.

Bañada por el Tíber, uno de los ríos más largos del país y que atraviesa Umbría y Lazo, fue utilizado durante siglos como vía de comunicación y cabe destacar la cantidad de puentes que lo cruzan. Pero, además, posee lagos y una costa arenosa en el Balneario de Ostia, frente al mar Tirreno.

El clima mediterráneo de Roma es un añadido para tomar la decisión de hacer turismo en esta ciudad italiana, gracias a su temperatura, a su gastronomía y a la gran cantidad de ofertas culturales, la convierte en una de las ciudades con mayor afluencia de turistas.

Pasear por las calles de Roma te hace retroceder al pasado, ya que en ellas sobreviven grandes reliquias y monumentos antiguos, como el Coliseo Romano, el Panteón, el Foro, el Arco de Constantino, La Plaza de España o el Castillo de Sant Ángelo. Toda la historia que converge en esta ciudad influyó en la sociedad, así como también lo hizo en la literatura, el arte, la música e incluso en la gastronomía. Artistas como Miguel Ángel, Rafael, Caravaggio o Botichelli dejaron su arte grabado en Roma, donde se fusionan diferentes épocas y diferentes tipos de arte que seguirán subsistiendo con el paso de los años.

A lo largo de toda la ciudad encontraremos arquitectura civil y religiosa, ambas repletas de increíbles construcciones y muchas de ellas conocidas a nivel mundial. En arquitectura religiosa podemos encontrar templos, iglesias y catedrales, como la Basílica de San Giovanni in Latero, la de San Pedro del Vaticano o la de Santa María la Mayor. En el barrio judío se encuentra el Templo Mayor de Roma que se terminó a principios del siglo XX. En cuanto a la arquitectura civil, sin duda el Coliseo de Roma es el monumento más famoso y visitado. También se puede disfrutar de varios palacios que pertenecieron a las familias más nobles de la ciudad, como son el Palacio Venezia, el de Farnesio o el de Colonna, entre otros. 

Roma es una de las ciudades europeas que más fuentes alberga, sin olvidarnos de los acueductos. Una de las fuentes más visitadas es la conocida Fontana di Trevi, donde cuenta la leyenda que se debe lanzar una moneda a su interior para poder volver a la ciudad eterna. También encontramos la fuente de Neptuno o las Cuatro Fuentes. En el centro de la ciudad encontraremos también diferentes arcos triunfales, como el arco de Tito, el de Septimio Severo o el de Constantino.

Durante el Renacimiento y el periodo Barroco se se construyeron muchas plazas, y si visitas Roma no puedes dejar de ver la Plaza de España, donde sus grandes escalinatas siempre están llenas de gente, o la Plaza Navona. Además de tener una inmensa historia, y muchos bienes de diferentes épocas y estilos, tanto arquitectónicos como en pintura y escultura, también su gastronomía es un tanto especial y sin lugar a dudas posee una gran variedad de aromas, texturas y sabores.

guardias del vaticano

Un menú común de los romanos comienza con un entrante llamado bruschette, o llamado antipasto, uno de los más conocidos es el Supplì alla romana, una croqueta rellena de arroz, queso, tomate y mozzarella. El primer plato suele ser la pasta, uno de los más típicos de Roma son los conocidísimos Spaghetti alla carbonara, aunque otra opción podrían ser los ñoquis o el arroz (risotto). Como segundo plato, algo de carne o de pescado y de postre, lo más típico es la fruta o algo dulce.

No puedes irte de Roma sin probar una pizza, porque aparte de disfrutar su sabor vivirás una experiencia. Por toda Roma, incluso por el centro histórico y cerca de los lugares más turísticos, hay pizzerías que ofrecen lo que allí llaman pizza al taglio, que no son pizzas especiales, solo es que venden la pizza en porcione

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here